Problemas del estado de ánimo.

Los problemas del estado de ánimo son cada vez más frecuentes y presentan multitud de síntomas, entre los que podemos incluir:

Sentimientos persistentes de tristeza, desesperanza o desamparo, baja autoestima, sensación de ineptitud, culpabilidad excesiva, apatía ó pérdida de interés en actividades habituales o actividades que antes se disfrutaban, dificultad en las relaciones, alteraciones del sueño (tanto  insomnio como hipersomnia), cambios del apetito o del peso, disminución de la energía, dificultad para concentrarse, disminución de la capacidad de tomar decisiones, hipersensibilidad ante el fracaso o el rechazo e irritabilidad, hostilidad y agresión.

Ante la presencia llamativa de alguno de estos síntomas es necesario pedir ayuda y acudir a un profesional